Crónica de un atropello no anunciado

Desde esllabón lleonesista consideramos necesario que se conozcan todos los detalles que han generado el siguiente escrito.
Dicho escrito es la reproducción integra, sin cortes ni correcciones, recibida en el correo de unos de los socios de esllabón lleonesista.



CRÓNICA DE UN ATROPELLO NO ANUNCIADO

Queridos compañeros:

Tenemos que despertar y movernos. No puede ser que los órganos de gobierno de la ULE actúen a sus anchas, sin cortapisa alguna, sin contar con nosotros, salvo para prometernos cosas cuando empieza la campaña electoral, conseguir nuestro voto, y luego olvidarse de nosotros e importarles un bledo lo que nos ocurra.

Estos días, estamos asistiendo a un espectáculo lamentable, un atropello a nuestros intereses y a los de nuestros compañeros del Centro de Idiomas que no ha tenido parangón igual. Pocas veces hemos visto tanta diligencia por parte de los que dirigen la Universidad para echar al personal de su lugar de trabajo y eliminar de un plumazo las funciones que tienen asignadas. El día 1, o sea hoy mismo, les echan de su lugar de trabajo y les quitan sus funciones, sin estar modificada aún la R.P.T.

Prescinden de plazas de funcionarios y laborales para utilizar a la gente no se sabe dónde, incluso han querido crear puestos no necesarios, y mientras, en el Centro de Idiomas colocarán, a enchufados, recomendados, amigos de…, que no han tenido que trabajar duramente para obtener un puesto, y que incluso cobran más que muchos de nosotros, eso sí, sin sacrificio alguno. Entre tanto, los funcionarios no tenemos promociones, no hay dinero para ellas, y si queda algún euro es para muy pocas plazas, y para conseguirlas nos tenemos que pelear y esforzar al máximo. Luego, para la sociedad, somos todos funcionarios: nosotros y los paniaguados metidos a calzador en la Administración. Y sin el respeto, tan denostado que no nos demuestran.

Esta Junta de Personal quiere aunar a todo el P.A.S y denunciar todo lo que está pasando en estos momentos, que a grosso modo está transcurriendo de la siguiente manera:

La Universidad de León (ULE) firmó el 20 de enero de 2011, un convenio de colaboración con la Fundación de la Universidad de León y de la empresa (FGULEM) para la gestión integral del Centro de Idiomas. Ahora, a partir del día 1 de septiembre, lo van a poner en vigor si nada o nadie lo remedia.

En primer lugar, se deja constancia del rechazo total a la pretensión de suprimir puestos de trabajo del personal de administración y servicios de la Universidad de León para encargar a otras entidades o particulares la gestión administrativa que es competencia de la Gerencia y se realiza con personal propio. En consecuencia, como representantes de los trabajadores del personal funcionario nos oponemos rotundamente a la misma. Si con el pretexto de “gestión integral” se hace ahora esto con el Centro de Idiomas ¿qué impediría continuar después con el resto de Servicios, incluida la Oficina de Relaciones Internacionales, la Biblioteca, las Administraciones de los Centros o, en el colmo del despropósito, la Gerencia en su conjunto?

No debemos pasar otra vez por esto. Ya se traspasó el ICE, el Gabinete de Imagen y ahora el Centro de Idiomas, pasando esas plazas a personal contratado de la FGULEM, y en el intervalo, pretendieron externalizar de la misma manera el Servicio de Gestión de la Investigación, pero la afinidad del actual vicegerente con el equipo rectoral hizo que se paralizara.

Con fecha 5 de julio de 2011, la Gerencia nos remitió esta propuesta de modificación para que le diéremos el visto bueno, sin más.


PROPUESTA DE REFORMA PARCIAL DE LA RELACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO DE PERSONAL FUNCIONARIO Y LABORAL.

Los cambios obligados por el Convenio firmado el 20 de enero de 2011 entre la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa (FGULEM) y la Universidad de León en materia de gestión integral del Centro de Idiomas, así como la atención a la antiguas demandas de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) y de la Unidad de Relaciones Internacionales, hacen necesaria la reforma puntual –sin incremento ni minoración de plazas- para los puestos que se indican a continuación:

Donde figura:

SERVICIO DE APOYO Y ASISTENCIA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA
UNIDAD DE ENSEÑANZA NO REGLADA
PL000642 Titulado Superior. Coordinador Centro de Idiomas. (2004)
PF000274 Jefe Unidad de enseñanza no reglada. (2004)
PF000115 Gestor (2004)
PF000116 Gestor Técnico (2004)
PF000313 Gestor técnico (2007)

Debe figurar:

1. SERVICIO DE APOYO Y ASISTENCIA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA
PL000642 Titulado Superior. Relaciones Internacionales

UNIDAD DE RELACIONES INSTITUCIONALES
PF000274 Jefe de Unidad
PF000116 Gestor Técnico (2004)

2. SERVICIO DE GESTIÓN DE LA INVESTIGACIÓN
PF00115 Gestor. C1/C2

3. SERVICIO DE APOYO Y ASISTENCIA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA
UNIDAD DE RELACIONES INTERNACIONALES Y MOVILIDAD
PF000313 Gestor Técnico (2007)

Como veis se ha realizado una distribución sin concierto alguno y sin contar con alguno de los servicios a los que afecta esta modificación, os reproducimos parte de dos correos electrónicos que recibimos de la Unidad de Relaciones Internacionales y Movilidad:

1. Se desmiente la justificación que figura en el primer párrafo de la propuesta en lo que a Relaciones Internacionales se refiere, ya que en ningún momento se ha solicitado la dotación de un segundo puesto de trabajo del grupo I para esta oficina. Se considera que la creación de un segundo “Titulado Superior. Relaciones Internacionales”, sin cometidos específicos, altera significativamente la estructura de la unidad y compromete su funcionamiento. La Universidad de León presenta carencias evidentes (programa de alojamiento, welcome center, cooperación, etc.) donde sería conveniente contar con un trabajador del grupo I; circunstancia esta que, en ningún caso, tendría que ver con la pretensión de suprimir la plaza del trabajador y la necesidad de buscarle acomodo en otro lugar donde nadie lo demanda y sin cometidos o funciones que desempeñar.

Respecto a los gestores técnicos, es política de la Universidad de León, y así figura en la RPT actual, la adscripción de este tipo de puestos a las jefaturas de los Servicios que decidirán quiénes y cuántos asignan a cada una de las unidades administrativas de su competencia.

Por último y no menos importante, dada la estrecha relación de Relaciones y Movilidad Internacional con la enseñanza de idiomas, el Centro de Idiomas constituye una herramienta clave en el proceso de internacionalización institucional y en la capacitación lingüística de nuestros alumnos Erasmus/Amicus, tanto nacionales como extranjeros, además del PDI y PAS; por lo que se deja constancia de la preocupación que causa la propuesta de privatizar la gestión de los cursos de idiomas de la Universidad de León.

2. Los trabajadores de la Unidad de Relaciones Internacionales y Movilidad, solicitan de los cuatro sindicatos que conforman la Junta de Personal y el Comité de Empresa, que recabéis información y la compartáis con el PAS, tanto funcionario como laboral, sobre la situación que se está produciendo a raíz del traspaso administrativo de la gestión del Centro de Idiomas a la FGULEM, que suprime los puestos de trabajo de la actual unidad administrativa. Consideramos que se trata de una privatización innecesaria de un servicio universitario consolidado que no debe permitirse bajo ningún concepto pues sienta un incómodo precedente y puede suponer el primer paso de una estrategia de externalización de servicios que, bien por “incómodos” o por “golosos” terminen en manos de personas cuyo acceso a estos puestos deje de estar bajo la necesaria vigilancia sindical.

Consideramos que esta acción es inadmisible y que todo el PAS en bloque debería manifestar su opinión.


Esta modificación se presenta como una reforma puntual –sin incremento ni minoración de plazas…” pero la Universidad se compromete a aportar a la FGULEM 146.124 € sólo en el primer año de vigencia del convenio y otras cantidades en los años siguientes, hasta un total de cuatro, bajo el epígrafe “gestión integral”, para que la Fundación pague la nómina de los trabajadores que, a dedo, contrate para realizar las funciones usurpadas al PAS.

Conclusión: lo de la “gestión integral” del convenio citado puede resumirse como una tomadura de pelo para el PAS y un mal negocio para la Universidad de León, ya que, siendo la ULE la titular del Centro y de los cursos de idiomas, entrega a la Fundación los ingresos de matrícula (alrededor de 1.400.000 euros actualmente), costea los gastos del edificio (184.434 €/año 1), la docencia de “idiomas estratégicos”: chino, árabe, japonés, portugués, ruso y español para extranjeros (50.000 €/año 1) y trampeando con la legalidad, paga como ya especificamos anteriormente la nómina de trabajadores dactilares que ocuparán las plazas de Secretaría del Centro de Idiomas en sustitución del P.A.S. que sufre la supresión de sus puestos. A parte nos preguntamos ¿Quién justifica todos los gastos? y lo que es más grave ¿se justifican estos gastos?

En resumen, no se deriva del Convenio ULE-FGULEM ninguna obligación que justifique la pretendida modificación de la RPT; al contrario, la Universidad está obligada a revisar ese convenio para ajustarlo a la normativa vigente, a los intereses de los usuarios de los cursos de idiomas y a los derechos del personal de administración y servicios.

Así se lo hicimos saber a la Gerencia y al Rectorado y se solicitó el 13 de julio de 2011 en un escrito que os trascribimos a grandes líneas que se retirara del orden del día del Consejo de Gobierno este punto mientras que no se negociara con la Junta de Personal. Dicho escrito causó ampollas, y a partir de ahí, el trato con esta Junta ha sido más que distante.

Solicitud de retirada del punto del orden del día del Consejo de Gobierno del 14 de Julio, referente a “La propuesta de reforma parcial de la relación de puestos de trabajo de personal funcionario y laboral, (Centro de Idiomas)”.

Lo llama “PROPUESTA DE REFORMA PARCIAL DE LA RELACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO DE PERSONAL FUNCIONARIO Y LABORAL” Claro está, es una modificación de la relación de puestos de trabajo en toda regla y nos lo envía como si fuera un asunto de trámite, sin más importancia. Tenemos que ir a las normas que nos regulan, recuerden somos una “institución de Derecho Público”. Existe una relación de puestos de trabajo, negociada, aprobada en Consejo de Gobierno y publicada en el BOCYL, ¿esto se va a modificar por un simple escrito de la gerencia? Respeto, por favor, respeto.

Encima utilizan argumentos inciertos “la atención a la antiguas demandas de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) y de la Unidad de Relaciones Internacionales. Mentira, por lo menos en lo que se refiere a Relaciones Internacionales, lo otro, el Vicegerente sabrá, aunque la OTRI no es la única dependencia de la Universidad de León que tiene “antiguas demandas” de personal.

La Universidad de León firmó un convenio de colaboración con la FGULEN el 20 de enero de 2011 sobre la gestión del centro de idiomas. Ahora lo pretenden poner en vigor de cara al próximo curso, con un simple convenio entre dos instituciones, pretenden modificar una relación de puestos de trabajo, negociada, aprobada en Consejo de Gobierno y publicada en el BOCYL, además elimina cinco puestos de trabajo con plazas dotadas y ahora pretenden contratar personal con cargo a la FGULEN y con procedimientos no competitivos, para realizar las mismas tareas que está llevando a cabo el personal funcionario de plantilla, ¡increíble!.

No podemos pasar otra vez por esto, ya eliminaron dos plazas del ICE de personal funcionario, pasando esas plazas a personal contratado de la FGULEM, así como suprimieron el Gabinete de Imagen y contrataron también en la misma empresa a otra persona ajena a la Universidad de León. Claro, la Junta de Personal, en su momento, se opuso, pero...

¿Dónde está la eficiencia? Se contrata a un Gerente que viene de la empresa privada, parece que va a aportar algo, pero no, pretende ahora crear unas dependencias sin ninguna justificación, ni competencias definidas (UNIDAD DE RELACIONES INSTITUCIONALES) todo ello para decir que no se minora la plantilla, sólo faltaba que los echaran a la calle para colocar personas en la FGULEM de la misma manera que se han colocado hasta ahora ¿Y la asignación eficiente de recursos? Nada importa, si no hay dinero pedimos otro préstamo y que lo paguen los siguientes equipos directivos.

Otro problema que afecta más al Comité de Empresa que a esta Junta de Personal Funcionario es que el Técnico SERVICIO DE APOYO Y ASISTENCIA A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA UNIDAD DE ENSEÑANZA NO REGLADA. Lo pretenden llevar ahora al Servicio de Relaciones Internacionales, que nada había pedido en este sentido, allí ya hay un técnico con similares competencias. Ganas de crear problemas, sólo para privatizar en la FGULEM un servicio de idiomas que debe prestar la universidad y contratar así a quienes quieran.

La Junta de Personal Funcionario de la Universidad de León exige que se modifique el convenio de colaboración entre la FGULEN y la Universidad de León. Que se mantenga la gestión administrativa dependiendo de la propia universidad, como está ahora y que no se gaste dinero a lo tonto en contratos innecesarios para plazas ya dotadas, cubiertas con eficacia y con personal con mucha experiencia y dedicación.

Por otro lado debe cumplirse con la normativa y negociar cuantas situaciones afecten a la Relación de Puestos de Trabajo del Personal Funcionario de la Universidad de León. Respeto.

Otra cosa, es la política de hechos consumados. Se ha trasladado desde la Administración de la Biblioteca a una plaza inexistente en Secretaría General a una funcionaria elegida a dedo, sin concurso, sin creación de la plaza. ¿Dónde está el respeto y el cumplimiento de las normas? ¿Dónde está la propuesta de modificación de la RPT desde Gerencia? ¿Dónde está la negociación preceptiva? Esta modificación de la RPT también hay que negociarla y sacar a concurso la plaza, si es que fuera necesaria y se llega a crear.

Como también, existiendo ya una plaza en la R.P,T. de Contabilidad Analítica, se intentó obviar esto y hacer un contrato laboral a otra persona para desempeñar esa plaza que ya existe en dicha R.P.T. y como facilitar hacer cursos de formación para dicha plaza a dedo, sin convocatoria pública, para que todos los compañeros que reuniendo los requisitos puedan optar a dichos cursos.

Por favor, “Respeto”. “Respeto al colectivo”.

El 14 de julio, el Rector decide retirar el punto manifestando el poco tiempo habido para negociar la reforma de los puestos de trabajo dadas las fechas en la que nos encontramos y de las dudas legales surgidas al respecto de si es una modificación de la RPT o un cambio de denominación, dando un tiempo con un calendario, para empezar a negociar dichas plazas a partir del 15 de septiembre. Tiempo que vemos han incumplido, como han incumplido que se negocie la modificacion de la R.P.T para estos puestos antes de que les echen… ¿para qué entonces creó la farsa ante todo el Consejo de Gobierno? ¿para engañarnos de nuevo?

Según el Vicegerente, compañero nuestro, Jefe de Servicio y representante de la Junta del PAS en su momento, lo que se nos presenta a la Junta de Personal es un simple cambio de denominación; ¡vamos, que se eliminan parte de las funciones de algunos puestos y se suprimen otros que tienen asignadas sólo tareas del Centro de Idiomas por lo que se quedan sin competencia alguna y según él, como permanecen los mismos códigos y las mismas denominaciones está todo correcto y no hay que negociar nada! ¿qué os parece tan ilustre razonamiento?

El 15 de julio, se hace entrega a los representantes del PAS la propuesta de reforma parcial de la RPT para su consideración y negociación. Se propone como fecha para negociar el día 15 de septiembre.

Con fecha 28 de julio (un día antes del cierre de las dependencias de la ULE por las vacaciones de agosto, ¡qué fecha más oportuna para que no se entere nadie!), el Jefe de Servicio de Apoyo y Asistencia, en base a un escrito recibido de la Gerencia, comunicó a nuestros compañeros que con anterioridad al 31 de agosto debían dejar libres las dependencias que ocupaban para que los procesos propios de la actividad del Centro de Idiomas fueran desarrollados por personal de FGULEM en esas dependencias.

En el mismo correo electrónico, se les dice que se les ubicará en otra sala del mismo Centro para, salvo orden en contrario, realizar las tareas y funciones que les sean encomendadas desde el Vicerectorado de RR.II. e Institucionales y/o la Gerencia, hasta que se produzca la modificación de las funciones de los puestos de trabajo de este personal. ¡Como si un vicerrector tuviera competencias para decidir qué se debe gestionar y qué no! y ¿qué tipo de tareas se encomendarán? Podrían ser funciones engañosas, irreales e inexistentes en la R.P.T.…pero no las tareas que el PAS se merece dada su preparación y profesionalidad ya demostradas.

Y por si todo esto fuera poco, no se les ha comunicado a los trabajadores individualmente para que puedan ejercer los derechos que les correspondan. Tampoco los superiores se han dignado a explicarles con antelación lo que pensaban llevar a cabo, empezando por el Vicerrector que da largas cuando se le pregunta, porque lo único que le interesa es que se vayan cuanto antes y le da lo mismo la situación en la que vayan a quedar y continuando por la Gerencia que ha vulnerado lo pactado.

Con fecha 11 de agosto, la Junta de Personal solicita a la Gerencia que se dejen sin efecto las órdenes encomendadas relativas a los cambios de ubicación, funciones, modificación de RPTs… hasta que se negocien estos asuntos con las Organizaciones Sindicales. A fecha de hoy, no hemos tenido noticias de la institución.

Como colofón, dicen que el Centro de Idiomas no es rentable económicamente, pero ¿tiene que dar dinero un servicio que es fundamental en estos días para toda la comunidad universitaria? Entonces, habría que eliminar las Facultades, las actividades culturales, las deportivas, la cooperación internacional... en fin, prácticamente todas los servicios que presta la Universidad. Por otro lado, ¿va a ser más rentable su gestión por parte de la Fundación? En realidad, la privatización se traduce eventualmente en un costo económico menor de los servicios, pero ineludiblemente a costa de reducir la extensión y la calidad de los que se prestan. En román paladino, nadie da duros a cuatro pesetas, y el servicio que se ofrece por cuatro pesetas no tiene la misma calidad que el que vale un duro.

Una última cuestión ¿habéis pensado alguna vez qué se hace en la FGULEM? O ¿por qué hay contratados tantos trabajadores? o ¿qué aporta a nuestra institución?

La FGULEM hace competencia a la Universidad: realiza cursos similares a los de extensión universitaria de la ULE; capta estudiantes extranjeros para sí misma, en vez de hacerlo para la Universidad; gestiona becas de formación; etc… ¿por qué no se dedica a algo que no sea una labor universitaria?

Esto es una tropelía y debemos unirnos para que no nos tomen el pelo. Queremos que todas las actividades universitarias que se han cedido a la Fundación, reviertan de nuevo en la Universidad; actividades que deben ser desempeñadas por trabajadores de la administración y no por colegas de los dirigentes. La Fundación, si no es capaz de tener sus propias competencias, de cumplir unos objetivos y fines propios, no tiene razón de ser. Sólo nos cuesta dinero: formación del profesorado; Servicio de Imagen (40.000 €); ahora el Centro de Idiomas, a través del cual, la Fundación va a recaudar todos los ingresos (más de 1.300.000 €) y sólo afrontará los gastos del profesorado y algún coste de gastos de gestión; el déficit, lo paga la ULE. Por si fuera poco, el presupuesto de la Universidad le asigna una propina de 896.680 euros para sus gastos superfluos, además de abonar los gastos corrientes de sus instalaciones, como calefacción, luz, limpieza, conserjería, teléfono, las obras que realizan de vez en cuando, algún equipamiento... A grosso modo, se han ahorrado algo más de 40.000 € anuales, que si multiplicamos por los años que llevan viviendo en el C.I. (más de 10 años) da una buena cantidad ¿no os parece?

Por ello, somos de la opinión que si la Fundación no tiene otra cosa mejor que hacer que el trabajo nuestro, nos sobra, nos ahorraremos mucho dinero que podemos utilizar en mejorar las condiciones de trabajo del personal de la Universidad, que hasta ahora dejan mucho que desear.

Y rematando el escrito y sobre todo incidiendo en este punto que es lo que nos preocupa y mucho, sólo nos queda hacer unas reflexiones sobre el papel de la Dirección ¿Cómo es creíble que no funcione el Centro, que se pierda dinero (motivo de su traspaso a la Fundación) y la personas que lo dirigen (una directora y dos secretarias, todas docentes), con el visto bueno de un Vicerrector que debería vigilar que todo funcionara correctamente, continúen en la gestión? ¿Cómo es posible que se eche la culpa a nuestros compañeros de todo este desaguisado cuando no tienen competencias en la organización y en la gestión, puesto que ya hace mucho tiempo que se las han quitado y las ha asumido gente ajena a la Unidad Administrativa? ¿Sólo si desaparecen nuestros compañeros se va a solucionar todo y empezar a reducir el déficit? Esto sería un milagro, más si tenemos en cuenta que hace más de tres años que llevan manejando el Centro con pretensiones de implantar un modelo de calidad, como si antes de ellos fuera todo una basura, y que al final, se ha traducido en que no están algunos de los mejores profesores porque se los han cargado, se ha duplicado el precio de las tarifas, ha habido una desorganización tremenda y una falta de respeto total a lo que hacen y a las funciones que desempeñan nuestros compañeros que ha ocasionado un gran malestar entre ellos, traduciéndose todo ello en que en el Centro ahora estudian la mitad de alumnos que hace cuatro años que no estaba esta gente. ¿No pensáis que es hora de que esto cambie? ¿es normal que quien es culpable de todo permanezca y quien sólo se ha dedicado a ejecutar sus mandatos se les eche con cajas destempladas? Reflexionad y os hacemos la siguiente pregunta ¿nos os está pasando esto a algunos de los que leéis esto? ¡Ya está bien de semejante locura!

Por último, solicitamos vuestro apoyo para que estas barbaridades no sucedan tan a menudo, independientemente de quien esté en el poder. Esperamos que nos enviéis ideas para luchar contra las huestes del equipo rectoral y sus decisiones y os impliquéis como nosotros vamos a hacerlo en este caso, y en todos los que vengan si vulneran nuestras legítimas aspiraciones. También se ruega la difusión de este escrito, allá por donde deseéis hacerlo.

Estamos a vuestra disposición en ulejunfu@unileon.es y os seguiremos informando.

LA JUNTA DE PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitud de rectificación a la presidenta de las Cortes autonómicas

Declaración contra fastos por aniversarios ajenos al País Leonés

XI edición Año Nuevo Leonés