Conferencia: Reino de León, Cuna del parlamentarismo, 1188

Acto celebrado el sábado 17 de febrero, en el Centro Universitario de la UNED en Trobajo del Camino, desde Esllabón Lleonesista agradecemos a UPL de San Andrés Del Rabanedo por las gestiones del local, y al propio Ayuntamiento dela localidad para poder usar el Centro Universitario de la UNED para esta conferencia impartida por José María Manuel García-Osuna y Rodriguez

Comienza el acto con la intervención de nuestro secretario José Felix Perez Echevarria, presentando al conferenciate y su extenso curriculum



José María Manuel García-Osuna Rodríguez, leonés por nacimiento, crianza y convencimiento, procedente de la montaña leonesa. Estudió en los jesuitas en León, en la Universidades de  Oviedo estudia medicina en Oviedo, ejerciendo, a la vez que se perfeccionándose, como médico de familia, en situación de MIR, (Medico interno residente), empieza en la universidad de León los estudios de   Historia, finalizándolos  en la especialidad  de historia antigua y medieval,  primordialmente en el Reino de León. Con 196 trabajos de historia publicados, 29 biografías de música culta, ha impartido 76 conferencias sobre historia y ha publicado tres libros, con estricto rigor histórico y que plasma la importancia del Reino de León en cada caso: Breve historia de Fernando el Católico (Nowtilus), El gran rey Alfonso VIII de Castilla, el de las Navas de Tolosa (Alderabán) y El rey Alfonso X. El Sabio de León y de Castilla. Su vida y su época (Lobo Sapiens).

Es Académico de la Real Academia de Medicina de Asturias. Es miembro, además , de la Asociación Española de Médicos Escritores y Artistas, Historiador de Historia 16, del Instituto de Estudios Zamoranos (CSIC), de la Imperial Cofradía de Alfonso VII y el Pendón de Baeza, del Ateneo de Valladolid, del Instituto de Estudios Gerundenses (CSIC), de la Real Sociedad Arqueológica de Tarragona (CSIC), del Círculo Cultural Péndulo – Baza (UNESCO), del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino (CSIC), del Centro de Estudios Benaventanos (CSIC), del Centro de Estudios Fenicios y Púnicos (CSIC), del Centro de Estudios Históricos Jerezanos (CSIC), del Ateneo Jovellanos, de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (CSIC), de la Asociación Hispania Nostra y de la Sociedad Española de Estudios Medievales (CSIC).Consta con 22 publicaciones en la Universidad de Maguncia.

Reconocido como el mayor especialista en historia medieval de las Españas (según su consideración, y apoyada por historiadores de prestigio, el nombre correcto para el territorio que ocupan las distintas regiones y reinos que componen el actual estado español), dio una visión del momento histórico muy diferente a la que los libros convencionales muestran, dejando ver como la historia "oficial" no siempre coincide con la veracidad histórica, sino más bien con el interés de cada época o momento.



En un repaso de los decretos, que entre el 23 de marzo y el 29 de abril de 1188 se promulgaron en el Reino de León, la que ha sido considerada como cuna del parlamentarismo por la UNESCO, cuando el rey Alfonso (IX según el ordinal "oficial", aunque realmente VIII de León) convoca en León urbs, caput regni, en el claustro de San Isidoro de León, y que junto al Rey, también había representantes de la iglesia, la nobleza y por primera vez los "civis singulis electis civitatibus" (los elegidos en las ciudades y villas del reino); eran adelantados a los tiempos, hasta el punto que muchos de los decretos que se aprobaron en ese momento poco difieren de actuales leyes de las modernas democracias.


A través de sus trabajos y publicaciones demuestra como el Reino de León, no acaba bajo la corona de Castilla. Incluso afirma con datos minuciosamente recopilados y estudiados, que dicha Corona de Castilla, como otras en las Españas, no son más que una invención fruto de malas traducciones, o de manipulaciones interesadas. De hecho si existieron los reinos y reyes, hasta el punto que el mismísimo Rey Fernando el Católico fue tan rey de León como de Castilla, sin renunciar, ni despreciar a ese Reino de León que las publicaciones más recientes, y a veces no tanto, han llegado a ignorar.




Estas y otras anécdotas, contadas con sencillez, llevan a una reflexión muy importante, aunque también preocupante.


¿Porque la historia, pudiendo ser enseñada desde la veracidad, y también la sencillez, e incluso de forma amena y entretenida, acaba siendo en las aulas algo tan aburrido, que muchas veces los alumnos lo toman como una obligación que no merece ser ni siquiera recordada más allá de los exámenes, y por tanto una perdida de tiempo? ¿Porque los profesores, sobre todo de enseñanza primaria y secundaria, se ven obligados a "enseñar" lo que los libros de texto, muchas veces contenedores de manipulaciones y demasiadas veces al servicio del adoctrinamiento político, perdiendo su ilusión por la educación culpa de las imposiciones de consejerías y ministerios?


José María Manuel García-Osuna Rodríguez, declarado amante de las tierras leonesas, demuestra que no hace falta inventar nada para seguir defendiendo una identidad, unas costumbres y un sentimiento, que es leonés, sin más, y tanto con la historia que avala estas cualidades, como el actual pueblo leones que la mantiene viva, se puede ir con la cabeza bien alta ante manipulaciones y mentiras, ante ignorantes y malintencionados, solo es necesario educación y firmeza ante cualquier mancillado en cualquier momento de la historia o la realidad leonesa.

Alguno de sus libros se pueden encontrar en muchísimas universidades, como la Valladolid o Granada, incluso en extranjeras, como las de Hamburgo, Heidelberg, Burdeos, Harvard, Yale, Stanford, Columbia- New York, además del Congreso de Estados Unidos, la biblioteca Pública de New York, y también en la biblioteca Nacional de España, pero volvemos con casualidades o curiosidades, no se encuentran en la universidades leonesas de León o Salamanca. Que cosas nos pasan.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seminario ULE: Reino de León, Cuna del Parlamentarismo

Respuesta a las declaraciones en León del presidente de la Fundación Villalar