En los colegios, comida de calidad

Los nuevos requerimientos por parte de la Consejería de educación autonómica para abastecer los comedores escolares, han dejado para la provincia de León a dos distribuidores que suministran a la mayoría de los comedores de los colegios públicos.

Unos requisitos que obligaron a cerrar decenas de cocinas que preparaban platos calientes y al momento en otros tantos colegios, además de llevar a la quiebra a una empresa como ProCole, dejando en la calle a todos sus trabajadores, que tenia varios años de experiencia sin tacha en el reparto a los comedores escolares.

Hace poco saltó la polémica sobre la diferencia de precio según fuese una u otra la empresa que se encargaba de ello, algo incomprensible cuando estamos hablando de un servicio público que debería de tener el mismo baremo para todos los ciudadanos.

Pero hay algo, que desde Esllabón Lleonesista consideramos mucho más grave, y que afecta directamente a la salud de los escolares que usan esos comedores públicos.

Mientras la empresa que ofrece el servicio más baratos, De Celis, lleva a cabo un reparto diario, o por lo menos varias veces a la semana, de los preparados a cada comedor, manteniendo así casi intacta la calidad y valor energético y nutritivo de las comidas. La otra empresa, Serunión, lo hace semanalmente, distribuyendo los lunes la comida para toda la semana.

La empresa Serunión, con sede central en Barcelona, y centros de distribución a lo largo del mapa del estado español, reparte a la provincia de León desde su sede en Valladolid. Esa distancia es ya de por sí un punto en contra, sobre todo cuando se está hablando de platos preparados para ser consumidos por menores que necesitan una dieta de calidad. Pero lo más grave es que esa distribución solo se hace una vez a la semana, dejando que los sistemas de refrigeración de los comedores de los colegios mantengan esos alimentos listos para ser entregados a los comensales el resto de los días.

A nadie se le escapa, que por cualquier tipo de eventualidad, la cadena de frío puede romperse, y con ello estropear esos alimentos. Y aún manteniendo la cadena de frío, no todos los alimentos guardan sus cualidades pasados unos días, perdiendo ese valor energético necesario e imprescindible para los escolares. Una falta que se evidencia más aún cuando debido a la situación actual, muchos alumnos dependen casi exclusivamente de esas comidas que reciben en los centros escolares, y las encuentran en tan pésimas condiciones que no son suficientes para su sustento.

Cabe recordar que la empresa Serunión ya ha sido sancionada repetidas veces por la baja calidad de los alimentos e incluso por intoxicación de los comensales.

Desde Esllabón Lleonesista exigimos que cambien estas condiciones, obligando a la distribución diaria, o por lo menos tres veces a la semana, de los paquetes de comida recién elaborados y frescos. Rescindiendo el contrato con la empresa si no cumplen tales condiciones, al ser un peligro evidente para la salud de los escolares. No se puede estar jugando a la ruleta rusa cada vez que un alumno se lleva a la boca un plato de comida que lleva preparado cuatro o cinco días.

Enviado a la prensa el 02/10/2014
Publicado entre otros por Leonoticias ...


Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitud de rectificación a la presidenta de las Cortes autonómicas

Declaración contra fastos por aniversarios ajenos al País Leonés

XI edición Año Nuevo Leonés