Estafa en el sistema sanitario



Tras los cierres de camas en los hospitales leoneses aduciendo a la menor afluencia de enfermos en la época estival, algo desmentido por los profesionales del sector, ahora llega la segunda parte pone un punto más al desmantelamiento del sistema público de salud.
Un consejero de sanidad que a esa menor afluencia, también unía la excusa del ahorro y la falta de personal suficiente para la atención sanitaria, se ha desvelado que se destina más de un millón de euros en concierto con clínicas privadas para la atención estival.

No es nuevo el desvío de pacientes de la publica a la privada, conocidos son los cierres de algunos centros de salud públicos para luego concertar la atención con la sanidad privada, pero este último insulto a los ciudadanos es impresentable. La Junta es capaz de disponer de más de un millón de euros para conciertos para que clínicas privadas asuman lo que no se puede atender en la publica, pero no lo es para cubrir las plazas necesarias para atender las plantas cerradas en los hospitales leoneses.
Un millón de euros que no es más que la punta del iceberg de los desvíos de los impuestos recaudados a los leoneses, que la Junta está realizando desde hace tiempo para beneficiar a hospitales y clínicas privadas.

Tanto el consejero de sanidad, como el de presidencia y portavoz, con todo el descaro se empeñan en recurrir al ahorro cuando anuncia los cierres en la pública, y luego misteriosamente aparece mas de un millón de euros para que las clínicas privadas se beneficien de esos cierre.

Los conciertos con clínicas privadas solo han de ser efectivos cuando el desborde de las instalaciones públicas lo requieran, nunca para cubrir recortes de personal o cierres de plantas y camas hospitalarias. Es decir, ha de ser una excepción, no una norma. Norma que para la Junta cada vez se hace más habitual, con cierres temporales en la pública que se hacen definitivos, lo mismo que los conciertos que solo eran para cubrir otras faltas y luego han finalizado siendo parte del sistema sanitario diario.

La sospecha de la corrupción se cierne de nuevo sobre los gobernantes de la comunidad autónoma que nos toca sufrir. Y no solo de los gobernantes, sino de unos gerentes de hospitales que, en vez de exigir financiación para la correcta atención de la población, se pliegan a la estafa que desde la Junta se difunde.

Desde Esllabón Lleonesista exigimos el fin del desmantelamiento de la sanidad pública, limitando los conciertos con la sanidad privada solo en casos extremos y no como norma. El uso de ese dinero, que ahora se anuncia para desviar pacientes de la pública a la privada, para la apertura de las camas cerradas y que se cubran las plazas necesarias, tanto en hospitales como en otros centros de salud.

Volvemos a solicitar la dimisión del consejero de sanidad, Antonio María Saez Aguado, también del Consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juarez López, por sus engaños continuos a los ciudadanos, además de los gerentes de los hospitales públicos afectados, por poner por delante el negocio a la salud y atención de los ciudadanos.

Y pedimos que se investigue porque se puede dedicar más de un millón de euros, en el caso de la provincia de León, más todo lo que se hace en el resto de provincias, para desmantelar la sanidad pública en beneficio de negocios privados. Además exigimos que se investigue quienes y que intereses personales están detrás de esas clínicas privadas premiadas con esos regalos del Sacyl.

Enviado a la prensa el 31/07/2014
Publicado entre otros por Diario digital de León, Bejar Noticias, Leonoticias

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ya era hora que alguien denunciara todo esto que esta pasando.

Entradas populares de este blog

Solicitud de rectificación a la presidenta de las Cortes autonómicas

Declaración contra fastos por aniversarios ajenos al País Leonés

XI edición Año Nuevo Leonés