Otra vez la minería, otra vez la reconversión


Desde años se viene prometiendo una reconversión de las cuencas mineras para que el cierre de los yacimientos sea menos traumático. Todo ello financiando con unos fondos Miner, que el gobierno libero cuando quiso y ,que la Junta autonómica reparte a su gusto, no llegando a su destino en la mayoría de las veces, aunque la Junta se empeñe en negarlo.

Estamos en 2012 y la crisis se toma como excusa para recortar aún más las ayudas a la minería, provocando con ello que miles de puestos de trabajo estén en peligro, y aún mas grave, fomentando aún más la despoblación de esas zonas que viven de las minas.
Y otra vez se vuelven a prometer ayudas para la reconversión de esas comarcas ¿pero no habían llegado ya y se habían invertido para evitar estos desastres? Claramente se demuestra que NO, y es bastante probable que si vuelven otra vez a manos de la Junta autonómica sigan sin llegar a su destino.

Los mineros, sus familias y quienes viven de ellos fueron engañados por el gobierno, la Junta y aquellos que se han embolsado las ayudas y fondos que no ha llegado a su destino.

Nadie excepto los que más duramente les afecta, los pueblos y ciudadanos que viven de ello, quieren que la minería leonesa siga adelante.

El estado porque se baja los pantalones ante las exigencias europeas que desprecian el carbón leonés en favor de las minas centroeuropeas y los lobbies de las empresas de energía (Electricas, gas).

La Junta autonómica porque le supone un gasto que no sabe rentabilizar. Además de ser un lastre para la estrategia centralista que lleva a cabo desde hace varias décadas.

Las empresas que queman este combustible, porque prefieren usar el extranjero, más barato, aunque se haya comprobado que es de pero calidad y menor rendimiento energético, sin impórtales saltarse los acuerdos firmados ante las cámaras pero que luego lo convierten en papel mojado cuando nadie mira.

Y todo eso sin olvidarse de la corrupción que gira alrededor de este sector por parte de los que no invierten las ayudas en la modernización y viabilidad de los pozos existentes o futuros.

Claramente la minería leonesa está condenada desde hace años, con tanto enemigo en casa, no hace falta que vengan de fuera. Lo grave es que esa condena sea también para las comarcas mineras por culpa de la manipulación de unas instituciones que se han gastado los dineros destinados a reconvertir comarcas en obras ajenas.

Llegando a un punto de desfachatez insultante cuando el Gobierno reconoce que había fondos para ayudas al carbón de más de 400 millones de euros, pero que además de destinarlos a otras partidas, ahora no los pueden recuperar porque Hacienda impide duplicar presupuestos.
Y a pesar de esa consabida desviación de fondos, los políticos responsables, de todos los partidos, siguen hablando de apoyos al carbón, de inversiones para la reconversión ¡Cuanta hipocresía junta!
  
¿Acaso no hemos escarmentado? Mientras vengan de fuera a decir como hay que hacer las cosas, solo se conseguirá que la ruina aparque en nuestras comarcas.

No se puede aceptar la vía de la ruina, no se puede aceptar ni un engaño más. Si van a cerrar las minas, que lo digan claro, pero ante todo que antes de ese cierre se garantice el futuro de las comarcas, fomentado un sistema económico e industrial que evite la grave situación poblacional que está llevando a las comarcas afectadas a situaciones extremas.

Hay que exigir que cada céntimo desviado sea devuelto e invertido en estas comarcas, y sobre todo impedir que se vuelva a repetir una situación en la que el reparto de esos fondos sea aprovechado por una Junta autonómica para repartirlos de forma totalmente arbitraria sin contar con el verdadero objetivo al que están destinados.

Algunas autonomías reclamaron una deuda histórica al Estado Español, otras aun lo están reclamando. ¿Y para el País Leonés? Cuando se va no es a reclamar, sino a exigir la deuda que tiene el Estado Español hacia las zonas mineras leonesas que han sacrificando sus vidas (durante años en condiciones de trabajo extremas, no reconocidas hasta los años 70), que ahora es la naturaleza la que sufre cielos abiertos, que se han inundado valles, etc... y todo esto para que España pudiera producir; y ahora, como antes, nos dan la patada. Siendo los únicos beneficiados los políticos de antes y los de ahora, por su silencio y su complicidad con ..... la autoridad que paga.

Enviado a la prensa el 30/05/12
Publicado entre otros por León24horas...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitud de rectificación a la presidenta de las Cortes autonómicas

Declaración contra fastos por aniversarios ajenos al País Leonés

XI edición Año Nuevo Leonés